domingo, 18 de septiembre de 2016

LOCA

No sé qué me pasa.
Creo que me estoy volviendo loca en este mundo de idas y venidas.
No entiendo qué me sucede.
Que lo tenía completamente claro pero, me estoy liando.
De verdad que no me comprendo.
Llevo mucho tiempo sosteniendo esto y me estoy comenzando a cansar.
Verás, te lo explico:
Se trata de una bolsa con dos asas, hecha para que la usen dos personas, una asa para una persona, y la otra asa para la otra.
Me siento extraña.
La verdad es que ya no sé ni lo que quiero.
Me culpo y me perdono.
Creo que he pensado tanto en el bienestar ajeno que me he olvidado del propio.
No sé si me entiendes.
Yo también merezco vivir y la vida ahora resulta difícil, saco fuerzas, pero lo hago de forma autónoma.
Quizás no lo comprendas.
No me ha quedado otra que continuar sola.
Igual te estás rayando.
Te aseguro que te entiendo, pero llevo demasiado tiempo entendiendo y a mí pocas personas me entienden.
Te explico de qué se trata.
Se trata de huir, de caminar por lugares que no he pisado antes, de hacerme novata ahora, ahora que fui veterana.
Pero te sigo diciendo.
El lugar es distinto, la zona es diferente, las personas de allí no me son conocidas.
Sí, así es.
Estamos hablando de un mundo por descubrir, un lugar donde formarme persona, donde crecer como tal.
No lo sé.
No puedo asegurar nada en un futuro porque este va y viene y me tiene irreconocible.
Que me estoy liando. Que puede ser incomprensible. Que estoy cansada de sostener tanto peso, peso de ambos. Tengo mis dudas. Merezco quererme porque he tenido problemas de salud, me he dejado de lado. Necesito facilidad en esta vida. Estoy sola y no sé si quiero eso. Empatizo con todas las situaciones, pero pocas situaciones empatizan conmigo. Sé que voy a continuar, decido ser fuerte. Ni me quiero rayar ni quiero que te rayes. Necesito huir, aunque no huya de nada ni de nadie. Pero ahora toca eso. Y hoy ya no te puedo prometer nada de nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario