sábado, 20 de junio de 2015

EL DISFRAZ

Dicen que el mundo da muchas vueltas y es cierto.
A veces las personas vamos diciendo cosas por aquí y por allá que son inciertas pero esta; esta es verdad. Una de esas verdades como puños.
Y es alucinante como en un chasquido de dedos la vida cambia,  lo que te puede cambiar la vida.
A veces cambios positivos y otras,  cambios ... del otro tipo.
Y adaptarse no es fácil. Es una tarea que conlleva su tiempo, mucho tiempo, en ocasiones, la vida misma con su día a día. Pero no queda otra. Yo firmaría para no tener que hacer tantas adaptaciones. Que también dicen que de todo se aprende y no lo dudo pero me gustaría no aprender durante un tiempo.
Es como si quisiera ir al colegio pero para sentarme solo en la silla y sentir su creación, y reposar los brazos en la mesa e incluso la cabeza girándola hacia la ventana y, escuchar el silencio de la clase, que también lo tiene. Y sentirme enamorada del aula, que ese sentimiento también se puede desarrollar porque...ir al colegio no siempre es un rollo. El colegio no es odioso. Debemos desprendernos de ese odio y crear amor hacia el mismo. Que no haga falta ver cómo se destruye el colegio para comenzar a echarlo de menos.
Y que puede ser que haya ido al colegio y haya hecho todas estas cosas pero siempre todo tiene tanto movimiento ...y tengo que estar adaptándome constantemente que...que me canso.
Pero no es cansancio, lo de ahora es miedo. Me desnudo diciendo que tengo miedo porque, a veces algunas adaptaciones no son tan positivas y tengo miedo de que sea el caso. Tengo miedo, es más, este miedo se ha llevado algo de mi,  no sé definirlo pero me falta una pizca de esencia que igual no valoré cuando la tuve pero noto que me falta.
Y mi mundo y este texto está dando miles de vueltas para, finalmente, decir gritando que el monstruo de ayer se hizo pequeño al aparecer otro, y que ciertos animales indefensos los disfrazamos de monstruos cuando al fin y al cabo no son nada más que dóciles animalitos que comenzamos a valorar cuando sentimos que ha llegado el monstruo de verdad.
Sólo pido que este monstruo termine siendo un dócil e indefenso animalito que solo necesita mi cuidado y no este miedo.
Es lo que ahora pido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario