jueves, 12 de marzo de 2015

Seis años

Hay vacíos que nunca se llenarán.
Hay recuerdos que nunca se borrarán.
Hay personas que nunca se olvidarán. 
Hay momentos que jamás se revivirán.

Y hay un rincón que guarda tu nombre, 
un nombre que tengo en mi mente
que suena constantemente 
que no hay nada ni nadie que lo borre.

Hay una infancia vivida juntos
y miles de historias en común, 
me duele saber que no estás aquí
sin embargo, me alivia hablar de ti.

Es una forma de tenerte más cerca,
es un modo de liberarme.
Es una forma de gritar "Te quiero"
y decir a voces: ¿Por qué te tuviste que ir, compañero?

No hay comentarios:

Publicar un comentario