domingo, 7 de diciembre de 2014

CONTIGO Y SIN TI

Me definió con el paso del tiempo el masoquismo, en ese sentido de obsesionarme con algo que sé en el fondo de mi alma que me hace daño; pero cada cual es como es y si todo ese cúmulo de mensajes se hubieran quedado guardados para ser vistos una y otra vez y hacerme pupa no hubiese sido algo bueno; así que ese ataque de rabia que me dio en el que lo mandé todo al carajo, lo agradezco en cierto por la autoayuda que a largo plazo me va a mostrar.
Echo de menos toda esa cantidad de eventos que tenía organizados sin fecha aún, pero organizados en mi mente y con la mejor compañía. Los he tachado mentalmente.
Ya no se harán.
Yo no sé para qué ha llegado este momento en el que poner ese punto que ni tan siquiera se sabe de qué categoría es ... les estoy tomando cierta manía.
En fin, ¿qué se le va a hacer? Las cosas, los sucesos, los hechos siempre pasan por algo. 
Somos inteligentes pero, nuestra inteligencia no es lo suficientemente grande como para entender algo en el presente que solo podrá ser entendido en el futuro, con el paso del tiempo, con el paso de las horas, los días o las semanas, en definitiva, en un futuro no especificado.
Postdata: Que te vaya bonito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario