domingo, 7 de abril de 2013

ERROR

Es curioso que las importantes lecciones se aprendan de los peores momentos, de las experiencias más agrias, es sorprendente porque en esas experiencias es todo de un color tan oscuro que es contradictorio que seas capaz de aprender. Normalmente con las luces apagadas no se ve.
Quizás el tema sea "el tiempo". El tiempo ayuda a clarificar las cosas, a verlo todo de distinta manera y sacar tus propias conclusiones.
A veces, bueno, siempre diría yo, da igual que te aconsejen, al final haces lo que te da la gana y mira que te habrán dicho veces: - Ten cuidado, ten cuidado,...y una y otra y otra vez y al final tú pasas de lo que te dicen y te subes al bordillo peligroso y te caes y al final la que te jodes eres tu, por eso solo tu querías probar por tus propios medios hacer las cosas, y es duro llevarte el bofetón pero al o mejor si no lo hubieras hecho, te hubieras quedado con la duda y eso hubiera sido más parecido a una mosca cojonera.
En la vida no siempre se acierta, no siempre mantienes el equilibrio o te suaviza la cara una brisa marina. Muchas veces te vas a caer y muchas veces te vas a llevar bofetones que dejen señal...y todo esto es lógico porque si te paras a pensar, tu vas a una tienda cualquiera y compras cualquier producto y te informa o en la caja o en un folleto todo, cómo lo debes usar, para qué sirve, etc... Por ejemplo un medicamento te indica todo, la vía por la que hay que administrarlo a tu cuerpo, la cantidad correcta, los efectos adversos, la edad recomendada, etc...Pero sin embargo a veces en la vida te has de arriesgar porque es así, cada uno vive la vida a su manera y a veces es bueno probar cosas para aceptarlas en tu vida o descartarlas y no volver a verles el pelo.
Es totalmente normal que a veces te sientas mal pero no por confundirte vas a ser peor persona, no por confundrte vas a manchar el libro, al revés, de los errores es como se aprende y más si el error lo cometes de forma individual, se sufre más pero también se aprende más. Cuando las cosas no te gustan una vez habiéndolas probado no es un error decir "no". El error sería seguir con la mentira.
Y por último, y ya termino, a veces, por el camino te encuentras con piedras y te haces daño pero sin querer haces daño también a otros, con eso no quiere decir que seas una mala persona, a veces hacemos daño a otras personas sin darnos cuenta, pero siempre es de sabios darse cuenta de los errores y rectificar y pedir perdón. Así una persona está más tranquila y su conciencia también y con ello conseguirá dormir mejor, pues dicen que la mejor almohada es la buena conciencia. Yo desde aquí pido perdón a las personas a las que en alguna ocasión haya hecho daño o defraudado, me puse a contar y voluntariamente el hacer daño por hacer fue igual a cero.

miércoles, 3 de abril de 2013

COINCIDENCIA

Una coincidencia...¿una coincidencia? Las coincidencias no existen, bueno, mejor dicho, no creo en coincidencias.
Un anochecer, un amanecer, una sonrisa y puntos suspensivos...
Un no se qué hacer, una lucha entre lo correcto y lo que quiero hacer en lo que al final gana la batalla lo segundo.
Preguntas sin respuesta...llamada en silencio
¿Por qué? ¿Por qué a todo? 
Espera, se me olvidaba, yo solo quería saber que estabas bien y parece que lo estás, entonces...la puerta sigue abierta hasta que venga un fuerte viento y la cierre.
Puedes entrar, tienes permiso, pero igual que te digo que tienes permiso te digo que...bueno, te recuerdo que no tienes todo el tiempo del mundo, porque si demoras, volverá una ráfaga de tiempo y la puerta se cerrará y si me canso de que esté abierta transcurrido mucho tiempo, igual soy yo quien se levante a cerrarla para no coger frío a la garganta y terminar convaleciente, ...convaleciente: ese estado en el que he estado y del que me voy recuperando. Información por si interesa.
He hasta aquí mi escrito para una persona a la que no sé cómo calificarla, no sé qué palabras pedir al diccionario, es difícil, la verdad, bueno como casi todo lo que me propongo, me gustan los retos. Me sorprendo. 
Hay cosas guardaditas en un baúl encerrado en el corazón pero por ahora no las digo, igual me arrepiento.
Si decides no volver, que te vaya genial en la vida.