domingo, 16 de septiembre de 2012

COMO SI FUESE UN PÁJARO QUE VA A VOLAR

Una pista de carrera donde corren muchos, demasiados...
A ti te están gritando, te están observando desde el graderío...están viendo todo lo que corriste, todo el camino que pisaste...a veces más deprisa y a veces más despacio. Están viendo todo lo que triunfaste sin necesidad de tener que pisotear a nadie, sin necesidad de tener que abofetear al compañero, sin alzar la cabeza cuando adelantabas; sin agacharla cuando te adelantaban...
Llevan viendo que lograste lo inalcanzable, que sacaste fuerzas de donde no las había...están mordiéndose las uñas de los nervios por saber qué pasará finalmente...
Están deseando que llegues a la meta para que descanses porque ellos saben que estás siendo una luchadora que no se rinde...una campeona aunque llegaras la última.
Te están tomando como referente pero están viendo que...¡Oh! ¡no! no tienes fuerzas, señalas como queriendo decir "no puedo más"mueves la cabeza de derecha a izquierda...
El público se mira con caras de extrañeza...Observan como se te empapan los ojos y eso para ellos resulta contagioso...
Se preocupan porque la tierra árida se está mojando, porque te has caído y no te levantas... Y de repente está dibujándose en el aire un silencio que termina con los gritos del público diciendo: -¡Vamos! ¡no te rindas! ¡sigue! ¡no te queda nada! el camino se está acabando, uno de los más fanáticos se levanta y grita: ¡Vamos, coño! ¡Tu puedes! 
Tu miras hacia las gradas cubiertas de personas con respiraciones agitadas y piensas: ¿Qué coño pasa? ¿Ahora me voy a rendir? 
Sonríes entre lágrimas, sudor y arena, entre sangre y heridas...Los miras y gritas furiosa:- ¿Yo rendirme? ¡Y una mierda! 
Sigo, les guiño un ojo y digo ¿Quien dijo debilidad? 
Y manchada, herida, llorando, emocionada, continúo mi carrera con los brazos abiertos como si fuese un pájaro que va a volar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario