jueves, 23 de agosto de 2012

MOMENTO

Es momento de calma...De no esperar nada...De vivir el día a día...De estar tranquila... 
Es momento de soltar una carcajada a la vez que te tomas las cosas con seriedad...
Es momento de dejarse llevar y no pensar tanto en lo mismo... Es un momento importante para dar cabida a la maduración; al aprendizaje de las lecciones que las experiencias nos han mostrado...¿si no de qué sirve?...
Es un buen momento de colocar una señal de STOP en el camino de los sentimientos. Momento de darte cuenta qué y quienes merecen la pena en la vida. Por qué cosas merece una persona dejarse la piel. Por qué personas. 
Es momento de salir a pasear despacio, sin ataduras y sin nada en las manos. 
Momento de observar un atardecer o un amanecer en una playa casi desierta de turistas. Momento de sentirte tú... De disfrutar de tu ser... De mirar al cielo haciendo un guiño a esas personas que viven allí para que de esa forma exista esa conexión que en momentos se podría haber pensado que había desaparecido. 
Es un buen momento para aclarar ideas y decidir qué querer en la vida... En qué querer destacar... 
Reconocer tanto los puntos débiles como los fuertes porque todos tenemos ambos puntos. De tomar las cosas con seriedad... De avanzar poco a poco... Dejar de mirar al pasado. Dejar caer una lágrima o mostrar una sonrisa... Ambas cosas son necesarias en la vida. 
Es momento de demostrar que la madurez que va acompañada a tu edad existe y este es uno de los momentos más importante de mi vida porque casi sin darme cuenta me he dado cuenta de muchas cosas.


domingo, 19 de agosto de 2012

RAZONES PERSONALES POR LAS QUE ESTUDIAR MAGISTERIO INFANTIL

Miren, hay personas que les dan mucha importancia a los maestros y otros no tanta. Yo, como estudiante de E.I. les voy a dar las razones por las que lucho por hacerme un hueco como futura maestra.1.- Cuando comencé la carrera dudé como muchos estudiantes ya que mi sueño era ser diseñadora de moda así que, honestamente, el primer año estuve amargada, aunque esa amargura se rebajó gracias a mis amigas y a mis padres, quienes nunca me han obligado a hacer nada porque sí, siempre me han dado una libertad que a mi no me ha apetecido coger, pues siempre me importa el que dirán.2.- Cuando pasé a segundo estuve a milésimas de abandonar la carrera debido a la alta ansiedad con la que comencé, pero en el segundo cuatrimestre, cuando hice las prácticas, los peques me hicieron cambiar de opinión.3.- Si un día estás de bajón, se te pasa nada más que ves a tus niños.4.- Son tan pequeños y tan frágiles y a veces son tantos que no tienes tiempo de pensar en tus cosas, a veces casi sin importancia, solo la que nosotros le damos; y piensas solo en ellos y en su bienestar.5.- Porque es una gran satisfacción recogerlos pequeñitos e indefensos y despedirlos cuando ya saben leer, escribir, hacer sumas y restas, colorear sin salirse, hacer puzzles y aprender una gran cantidad de valores entre otras muchas cosas.6.- Porque en ningún otro trabajo te reciben con tanto cariño y te sueltan esos piropos solamente propios de ellos.7.- Porque las cosas más grandes te la muestran los más pequeños.8.- Porque en ningún trabajo cuesta tanto despedirse día a día, y sobre todo el viernes y qué decir de las largas vacaciones.9.- Porque es un gran honor saber que fuiste la primera maestra de un futuro ingeniero, escritor, ama de casa, mecánico, bailarina, actor o simplemente una persona con unos valores y con un gran corazón.10.- Porque la primera maestra no se olvida con tanta facilidad.11.- Porque las preguntas que nunca te haces son las que ellos se inventan y te dejan con la boca abierta.12.- Porque la clase la puedes preparar a tu gusto y hacer de ella tu segunda casa.13.- Porque ¿y si eres esa persona que interviene nada más que notas a un niño con un poco de retraso o dificultad y los profesionales más concretos y específicos se ponen manos a la obra desde pequeños?14.- Porque habrá diversidad y tu, como maestra serás fiel espectadora de esa variedad.15.- Porque tendrás que buscar mil formas de aguantar la risa cuando en verdad te tengas que poner seria para regañar a algún pequeñajo.16.- Porque no hay mejor medicina que la sonrisa y el abrazo de un niño.17.- Porque los niños no tienen maldad alguna.18.- Porque sus ojos están llenos de inocencia.19.- Porque es lindo sentirte la madre de veintipico niños.20.- Porque sin maestros en el mundo no habría ningún otro profesional, porque no existirían esas personas que enseñan lo básico.21.- Porque son personas que te hacen emocionar con sus cosas.22.- Porque ellos hacen darte cuenta que vales y también que hay personas que tienen más problemas que tú cuando tu te crees la persona más desafortunada del mundo.23.- Porque sin ellos, sin su presencia no estaría escribiendo esto.Por estas y muchas más razones voy a luchar hasta lo imposible para ser una maestra que además deje huella, y por muchos baches que encuentre en el camino siempre pensaré que hay unos chavalines esperándome en la meta que gritan mi nombre.

domingo, 12 de agosto de 2012

PERDONARSE

Yo pienso que ya es hora de perdonarme, yo a mi misma. Por todo lo que no tuve que haber hecho e hice o por todo lo que tuve que haber hecho y no hice.
Ya es hora...Ya está bien de pasar los minutos llorando...Ya está bien de sentirme mal.
Quizás sea momento de quemar esa carta que te escribí ...porque no quiero que llegue a ningún destinatario.
¿Por qué mi mente no para de pensar por un solo momento?
Basta ya esa maldita guerra que tengo en mi mente, que mi cabeza va a estallar. ¡Para!
Quiero que pase este tiempo de tregua, de sufrimiento, de recuerdos, ese tiempo en que tomo decisiones como una sonámbula.
Mírate al espejo, vida, y observa esa cara que tienes que la tienes desfigurada con tanta tristeza.
Mírate y recapacita en que tu eres la única en cambiar tu cara pero sin necesidad de maquillaje.
Que solo uno es dueño de sus actos.
Para por un momento ese bombardeo que tienes ¡Páralo!
Mira un poco hacia adelante.
Respira hondo.
Coge tanto aire que tus pulmones se sientan llenos al completo.
Derrocha alegría, por favor.
Todos tenemos fallos y virtudes.
Todos tenemos que perdonar y perdonarnos porque no siempre son los otros los que hicieron lo indebido.
Perdónate. Te lo mereces al igual que cualquier humano que vive sin libros de instrucciones.
Pide por su felicidad pero sin olvidar que para ti, la tuya es importante porque tu eres importante.
Guarda todo como una lección de vida que sirve, bueno, que está sirviendo a una de las personas a la que mas quieres.
Cuídate, mímate, quiérete.
Nadie dijo que fuera fácil, pero imposible tampoco escuché por ningún lado.







viernes, 10 de agosto de 2012

NO SE PUEDE


No se puede mirar al futuro sin apartar la mirada del pasado. 
No se puede intentar conseguir la felicidad si nos aferremos a un pasado que nos cause tristeza. 
No se pueden conseguir logros sin mover un solo dedo. 
No podemos parar el tiempo, no podemos estancarlo porque los que nos estancaríamos seríamos nosotros, el tiempo pasaría y nosotros con el y cuando nos diésemos cuenta ese tiempo tendría un sabor insípido. 
No podemos bailar música alegre si el CD que tenemos puesto es de música melancólica. No se puede conseguir lo imposible. 
Hay algo llamado "baúl de los recuerdos" donde todo el pasado puede permanecer guardado y observarlo pero en pequeños sorbos.


jueves, 9 de agosto de 2012

ENTIÉNDEME

Y al o mejor no es mi mejor momento, y crea que se me cae el mundo encima. 
Quizás piense que ese nudo en la garganta va a ser permanente. 
Probablemente los días se me hagan espacios de tiempo de cuarenta y ocho horas. 
Pudiera darse el caso de que me veas con una respiración entrecortada, rápida, que no pare quieta, que veas que me levanto, me siento, me vuelvo a levantar o que como rápido. Al o mejor me notas nerviosa, que no pare quieta, pero no lo estoy; es que eso es ansiedad. 
Es una cosa muy fea que sufren muchas personas pero que no se habla mucho de ello y no sé muy bien por qué...
También puede llegar el punto en el que piense que fui una imbécil y que dejé escapar oportunidades pero al o mejor no toda haya sido mi culpa. 
Si que puede pasar que me hables y no te conteste o que te conteste de manera estúpida; entiéndeme o no me hables.
Hasta se puede dar el caso de que me preguntes cómo estoy y te diga que bien, obviamente mintiendo. Habrá días que estaré insoportable y me meteré en ese lugar al que llamo refugio que es mi habitación: por favor, no lo permitas porque me estaré metiendo en la misma boca del lobo. 
Si me ves con lágrimas en los ojos no me digas que no llore, tú déjame. 
Si crees en algún momento que estoy escuchando música mientras que te he dicho que me iba a estudiar no creas que te estoy mintiendo, es que necesito lo segundo para hacer lo primero.
Si algún día no salgo, no me obligues, respeta mi decisión, sé por qué lo hago y si algún día te doy un abrazo recíbelo como un regalo porque quizás ahora esté más arisca.
Cuando veas que no tengo ninguno de estos síntomas será porque ha llegado el invierno y esta maldita racha ya ha pasado. Y no te preocupes por mí, soy valiente y luchadora. 
Podré solita con todo.