lunes, 23 de julio de 2012

EL TREN

Recuperarlo sería su mayor victoria...recuperar ese sentimiento que se ha esfumado en menos de un año pero no por ella. 
Recuperar momentos vividos, repetirlos una y otra vez...ese sería su mayor regalo, sería como la medicina que pondría cura a esa amargura en la que vive día a día, sería sentir haber recuperado algo que creía que estaría siempre ahí, pero ya vio que no... -"Las cosas llegan y se van" -le dijo la vida ahora- Pues hay trenes que o coges ya o se marchan sin ti y luego no puedes reprocharle nada al conductor.
Pues este le estuvo diciendo mientras ella se hallaba anonadada, que si se quería montar lo hiciera ya, pues era hora de partir, pero ella no respondió...Se quedó mirando al horizonte como si aquel aviso de aquel conductor no fuera con ella: -Señorita, ¿va a subir? el tren va a efectuar su salida y usted aún no se ha montado...
Eran palabras que se fueron esfumadas con el humo de aquel tren que se fue...Ese tren que espera todos los días a la misma hora en la misma estación pero que parece que ha cambiado de rumbo,pues ya no pasa por allí, ya no pasa...
Ella no falta a esa cita, nunca falta. Se le acelera el corazón sabiendo que se acerca el momento de que llegue el tren, suena el ruido del tren y su frenada pero cuando es esa justa hora, ese justo momento, no es ese tren el que pasa, es otro menos agraciado, más incómodo, ese no es su tren...ella lo sabe.
Y el conductor le vuelve a hacer la misma pregunta que aquel conductor cano de ojos claros le hizo hace ya un tiempo:-Señorita, ¿va a subir? el tren va a efectuar su salida y usted aún no se ha montado...
Pero ella ya contesta, sabe que esa pregunta va por ella: -No, es que este no es el tren, creo que esperaré un poco más. El conductor asiente con la cabeza, cierra las puertas y gira la cabeza hacia donde ha de mirar: el camino que le espera.
El tren se aleja. Ella mira al horizonte. Sus ojos se humedecen. Su rostro se nota algo mojado, entre sus labios pasan gotas de agua de mar, su cuerpo se estremece, siente frío y se ve sola en la misma estación sabiendo que el tren que espera ya no vuelve, pero ella no se quiere aferrar a esa idea tan triste y por eso no deja de asistir a su cita ningún día, le aconsejan que tome otro tren, que pruebe otra vida, pero por el momento ella se niega, no quiere olvidarlo, pues ir a esa estación aunque ya no esté al menos le trae un poco de fragancia que le hace remontarse al pasado no lejano aunque luego caigan lágrimas en ese suelo seco que poco a poco se moja...



martes, 17 de julio de 2012

PENSAR

Y no paras de pensar porque tu cerebro así lo quiere pero no tiene por qué, tampoco hay que pensar tanto, al fin las cosas es mejor sentirlas, solo pasan una vez, y no hay vuelta atrás, hay que dejarse llevar. 
Lo pasado, pasado está. Pasó porque tenía que pasar y lo que sabemos es que la vida da muchas vueltas pero que no vamos a esperar a que algo vuelva, pues al o mejor eso ya no vuelve, al o mejor eso ya se fue para siempre, al o mejor llega algo mejor, alguien mejor...
y hay que sonreír por lo que viviste, porque eso se queda ahí guardadito y solo es propiedad tuya, tu tienes la llave para abrir esos recuerdos cada vez que lo desees y sentir una vuelta al pasado.
No somos máquinas y aún así las máquinas también se confunden, se estropean...Somos humanos y no traemos un libro de instrucciones, que va...¿Cómo no nos vamos a confundir? Es verdad que debajo del brazo llevamos un libro, pero si lo abre un recién nacido, o mejor dicho, se lo abren, comprobaremos que está blanco, lo que se escribe será la sucesión de historias  que vivirás, vives o has vivido. 
Sana tu alma, siéntete en paz contigo mismo/a, siente que tienes lo que tienes, eres lo que eres y no hay más, que si pensamos más nos vamos a tener que tomar una pastilla para el dolor de cabeza.




lunes, 2 de julio de 2012

UN PROBLEMA

¿Que si no tengo problemas? ...Te confundes, si que tengo problemas...Muchos...Bueno, problemas según desde la perspectiva desde donde los mires y a quien se los muestres...Si le cuento mis problemas a una señora del tercer mundo me dirá:
¿Problemas? Para problemas los míos, que no tengo qué comer y encima tengo a tres hijos a los que no les puedo dar una infancia como la que se merecen, porque desde que nacieron están trabajando y no saben qué es un juguete sin embargo tu jugaste con los mejores de los juguetes y a los niños de hoy en día no les falta nada, creo que tienen móviles y portátiles, nosotros ni siquiera hemos visto uno... 
Mis niños comen lo poquito que tenemos,... porque ni siquiera bebemos agua limpia como tu, bebemos de los charcos, del poco agua que hay aquí, allí por lo visto hay agua mineralizada o algo así, nosotros no conocemos que es eso... Allá cuando los niños no quieren comer más se les suele tirar la comida a la basura porque tampoco los quieren trastornar y obligarlos, ¡Quién tuviera una mano para alcanzar ese cubo de basura y comer esas sobras!
Aquí no tenemos opción de elegir modelito para salir a la calle, tenemos un trozo de tela con lo que nos tapamos, no tenemos adornos en la casa porque ni siquiera tenemos casa, son chabolas y bueno... tampoco tenemos coches, pues nuestro medio de transporte son los pies y si miras a los míos verás que ni siquiera van protegidos, voy descalza como mis hijos, ...sin embargo allí os permitís el lujo de elegir marcas de calzados glamurosas, nosotros la palabra "glamour" no la usamos muy a menudo, pues apenas sabemos qué es eso tampoco
Escuché que allá hay bajas por depresión postvacacional. Mírame, nosotros no tenemos vacaciones y nosotros estamos tristes, mira nuestros ojos, mira nuestros huesos como se notan, duele...
También escuché que los jóvenes se agobian por los estudios, ¡Ains! Quien pudiera acceder a unos estudios, mis niños lo desearían y a mi me gustaría ser un poco culta para poder enseñarles cosas a ellos, pero soy una madre analfabeta...
Tras escribir esto me doy cuenta que mis "problemas" no son problemas, son tonterías, que tienen solución y que fui estúpida cuando respondí a la pregunta de que si tenía problemas, que sí, que muchos.
Esto narrado anteriormente si que es un verdadero problema.