miércoles, 6 de junio de 2012

BOYANGAS

Y llega el momento en que todo acaba. Se acabaron las clases y ahora toca ir a por los exámenes. Si miramos hacia atrás descubriremos un camino largo y con recompensas por el esfuerzo realizado. Sois mis amigas, mis boyangas, mis risueñas. 
Nuestros sitios guardan algo más que ese lugar donde hemos apoyado el culete durante horas, esas mesas y sillas verdes, ese lugar ha sido el sitio donde nos hemos reído, donde nos hemos ayudado, donde hemos hecho cosas la una por la otra sin querer recibir nada a cambio, sin reproches, sin enfados, sin malos rollos, sin críticas.
Nuestro pupitre, un lugar, donde aprender lecciones a diario, donde tomar apuntes apuradas, donde nos hemos emocionado, donde nos hemos echado risas, donde hemos imaginado más que nunca. Donde hemos pasado frío, calor, agobios, tranquilidad. 
Os he de agradecer todo lo que habéis hecho por mí, vosotras, que sabéis a quienes me dirijo, habéis hecho que mis ganas de ir a clase fueran grandes, que me diera pena que llegara el jueves y alegría que llegara el lunes. Me habéis comprendido. Me habéis dado consejos, me habéis dicho verdades a la cara aunque hayan dolido, eso es mejor y lo que espero de cualquier persona. Los días de bajón me habéis levantado y los días que he sacado el fua los habéis disfrutado conmigo.
En ese lugar hemos dicho cosas como: ¿entiendes? ¿si o no?, ya viene Jorge Javier...Saca los tomates... Saca el fua...vamos a tomar algo ar Migue...No me la guarda,...no me gusta como caza la perrina...Si lo supiera no te lo diría, si sé que te iba a molestar me callo porque vamos...jaja ais qué Dolo, ...no somos las culpables de su hiperactividad...tenemos que comprar los materiales para el Rodri...emmmsi...Conil,...¿si o qué?...cóncholes...y un largo etcétera...
Habéis sido las mejores, lo sabéis, sabéis cuánto os quiero y no me quiero imaginar este verano sin vosotras. 
Un besazo


No hay comentarios:

Publicar un comentario