miércoles, 6 de junio de 2012

CAÍDA

Y te crees que los exámenes son lo más importante, que los males de amores no se van a curar, que hay que aprobarlas todas si o si, que eres inferior a los demás, que tienes todo el tiempo del mundo para hacer cosas, que lo que no haces hoy ya lo harás mañana, que cualquier cosa te pone de mal humor, que las cosas vendrán a ti y no tu a ellas, que solo te ves a ti, te crees que lo tienes todo aprendido, que no hay persona más desgraciada que tu hasta que llega ese momento que nadie te avisó que llegaría y te ocurre aquello que tu pensabas que nunca te ocurriría y te das un golpe, te caes, sientes ese dolor que nunca antes habías sentido, sientes que has muerto y que ha llegado tu fin, segundos o milésimas de segundo que te hacen separarte del mundo real porque piensas que ya no estás en ese mundo, que todo ha acabado...y de repente oyes voces celestiales, sabes que son voces reales y por tanto sigues en el mundo real, vives porque Dios ha querido que no llegara tu hora aún y entonces recapacitas y lo piensas en frío y el dolor físico da paso al dolor psíquico, porque te das cuenta que estás ahí, que lo puedes contar, que eras joven para irte pero que no eres ninguna excepción porque nadie tiene comprada la vida, ni los ricos con todos sus millones,...y sigues llorando repartiendo el tiempo para también pensar que no eres esa desgraciada porque la suerte la has tenido y acaba de ser demostrada, que no tienes que esperar a que llegue el mañana para hacer las cosas, que ese dicho de "no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy" te lo llevas a tu vida y piensas ¿Qué mal de amores con 21 años? ¿Qué tan importante son los exámenes? No son la vida ¿Cómo que hay que aprobarlas si o si?Cada uno tiene su ritmo ¿como que eres inferior a los demás? eres una mas, ni mejor ni peor, distinta como todos y cada uno de los humanos, ¿cómo que vas a dejar para mañana lo que puedes hacer hoy? nadie afirmó que tuviera un mañana, ¿Qué lo tienes todo aprendido? con lo joven que eres...¿Qué las cosas van a venir a ti? no...las cosas no siempre vienen, también hay que buscarlas, ¿Qué te pone de mal humor el qué? ¿El tenerlo todo?... No...te das cuenta que la vida vale mucho, que cada mañana, cada día que abres los ojos es un regalo, que tienes un día entero para sonreír e iluminar tu camino, que hay que cuidarse y no pensar que eres intocable, hay que amarse a una misma, no menospreciarse, respetar tu ritmo, en fin: respetarte, pues si no lo haces tu no te enfades si otras personas no lo hacen...que has llorado por gilipolleces y que no hay motivos para estar de mal humor, sino que hay motivos para sacar todo lo positivo de las cosas, y es así como se aprende, que no nadie más importante hay más que tu familia, es ahí donde valoras la vida, y al escribir esto lloro porque quizás si no hubiera sido por Dios no estaría escribiendo esto. Y esta creo que es la entrada más importante que he escrito, háganme caso, no se amargen, no se desquicien, no se agobien, no riñan, no se cierren a aprender nuevas cosas y no dejen de decir lo que sientan por miedo al que dirán. Yo ahora mismo me despido de todos los que estén leyendo esto con un collarín y moratones debido a mi caída pero sé que eso es un milagro, que en verdad no es nada y con el tiempo, aunque ya lo hago doy Gracias a Dios por esa caída porque gracias a ella estoy viva y he podido aprender cosas que antes desconocía. 




BOYANGAS

Y llega el momento en que todo acaba. Se acabaron las clases y ahora toca ir a por los exámenes. Si miramos hacia atrás descubriremos un camino largo y con recompensas por el esfuerzo realizado. Sois mis amigas, mis boyangas, mis risueñas. 
Nuestros sitios guardan algo más que ese lugar donde hemos apoyado el culete durante horas, esas mesas y sillas verdes, ese lugar ha sido el sitio donde nos hemos reído, donde nos hemos ayudado, donde hemos hecho cosas la una por la otra sin querer recibir nada a cambio, sin reproches, sin enfados, sin malos rollos, sin críticas.
Nuestro pupitre, un lugar, donde aprender lecciones a diario, donde tomar apuntes apuradas, donde nos hemos emocionado, donde nos hemos echado risas, donde hemos imaginado más que nunca. Donde hemos pasado frío, calor, agobios, tranquilidad. 
Os he de agradecer todo lo que habéis hecho por mí, vosotras, que sabéis a quienes me dirijo, habéis hecho que mis ganas de ir a clase fueran grandes, que me diera pena que llegara el jueves y alegría que llegara el lunes. Me habéis comprendido. Me habéis dado consejos, me habéis dicho verdades a la cara aunque hayan dolido, eso es mejor y lo que espero de cualquier persona. Los días de bajón me habéis levantado y los días que he sacado el fua los habéis disfrutado conmigo.
En ese lugar hemos dicho cosas como: ¿entiendes? ¿si o no?, ya viene Jorge Javier...Saca los tomates... Saca el fua...vamos a tomar algo ar Migue...No me la guarda,...no me gusta como caza la perrina...Si lo supiera no te lo diría, si sé que te iba a molestar me callo porque vamos...jaja ais qué Dolo, ...no somos las culpables de su hiperactividad...tenemos que comprar los materiales para el Rodri...emmmsi...Conil,...¿si o qué?...cóncholes...y un largo etcétera...
Habéis sido las mejores, lo sabéis, sabéis cuánto os quiero y no me quiero imaginar este verano sin vosotras. 
Un besazo