sábado, 25 de febrero de 2012

PUNTO FINAL

Podría hacer que salieran de mi boca barbaridades debido a la furia que he sentido al leer lo que he leído en un día indebido y al tener conocimiento de lo no conocido que ya, si lo es.
Hace unos minutos hubiera dicho de todo, nada lindo, nada dulce...pero he pensado ¿por qué? ¿para qué? ¿qué necesidad hay de hacer eso? ¿para qué sofocarme? ¿quién tiene la culpa ? nadie.
Hay que saber valorar las virtudes de las personas y hacer más hincapié en ellas que en los defectos, que en este caso son pocos por no decir ninguno. 
Nadie es culpable, por lo tanto no existirán reproches...Es verdad que mi estado de ánimo está por el subsuelo y que el suelo tiene una alfombra de lágrimas y que he tenido un día de perros pero tu no eres la persona culpable. 
Las cosas surgen por algo y solo me queda desear a la mejor persona que he conocido en el último año (exceptuando obviamente a mi familia, ellos siempre están los primeros) pues eso, lo mejor y que su estado de ánimo esté por las nubes y así se compensan ambos aunque yo por ahora me quiero alejar de todo y permanecer como un medicamento al alcance de un niño, es decir, lejos.
Si me costaba poner punto final, ahora me siento forzada a hacerlo, de hecho aquí está. Que te vaya bonito (.)


miércoles, 8 de febrero de 2012

SIENTO

Siento no entenderte... Lo siento... Siento solo ponerme en tu lugar, ha de ser muy duro... Siento que no haya habido la suficiente comunicación que a mi me hubiera gustado. 
Siento que nuestra relación haya sido algo más lejana de lo que hubiera deseado, pero desde aquí y en persona te puedo decir que te quiero.
Aunque no lo creas, admiro cosas de ti ...Me han contado leyendas en las que tu eras la heroína.
De verdad, tan solo espero estabilidad,... no te voy a soltar de la mano. 
Intentaré entenderte,... darte tiempo para expresar tus sentimientos. 
Seré, o al menos lo intentaré, ser paciente... Escuchar el sonido del silencio hasta que aflore algo más.
Respetaré la diferencia de edad entendiendo así que tu edad y la mía no tienen mucho en común. 
Pienso que no hace mucho, nada de lo que hay ahora ante mis ojos existía, pero solo puedo intentar llevarlo lo mejor posible, además yo sé que vas a salir de esta y que te vas a poner muy buena muy prontito muy prontito
Además no te falta gente ¡Te podrás quejar! De verdad, hasta que no pasan las cosas no te das cuenta de lo que quieres a las personas. 
Voy a dormir, espero que tu también y que mañana nos veamos. Soñaré con lo que me hubiera gustado vivir contigo, pero bueno, el pasado es pasado. El presente se puede llenar de pasado vacío, ¿no?



domingo, 5 de febrero de 2012

NI TE IMAGINAS

No puedo, no puedo con estas fechas. Recordar nuestro primer encuentro. Lo siento, pero estas fechas que un día fueron tristes pero que alguien las disfrazó se están volviendo cruciales, hipersensible me siento. Frágil. No imaginas cuánto he llegado a arrepentirme de las benditas oportunidades que he dejado escapar, de los trenes que han salido y yo no me he montado en ninguno de ellos, y como una idiota me encuentro aquí, pasando frío, sola realmente.
No imaginas lo que recuerdo todos los recuerdos que se fueron almacenando en mi mente de esa historia que un día alguien escribió junto a mí. No te lo imaginas.
Si te lo dijera no te lo creerías ni siquiera, porque me cuesta pasar por esos lugares en los que reflejamos películas de ese estilo que tanto me gustan. No te creerías que me cuesta leer lo que un día escribieron tus manos. No sabes cuanto siento mis indecisiones, pero ¿Qué le voy a hacer? Yo pienso con el corazón y no con la cabeza. He sentido tarde, pero he sentido. Siento día a día, momento a momento, minuto a minuto. 
Todo lo que me diste lo tengo guardadito en un rinconcito donde nadie lo ve. Mis recuerdos se hayan en un lugar secreto cerrado con llave, lugar al que solo accedo yo. 
Si supieras la angustia que me provocan ciertas cosas. Necesito hacerte una pregunta pero no me atrevo, soy frágil, ya lo he dicho en líneas anteriores. 
Necesito que me calmes como solo tu sabías. Quiero recibir sorpresas como las que me dabas a diario. Si supieras lo que añoro ese tiempo, tiempo vivido, tiempo guardado, nada perdido, solo que sé que no te tengo, que sé que todo es muy difícil. Que lo mejor de este mundo te lo deseo pero que siento decirte que más de una vez no haré lo que habitualmente hacía porque me cuesta trabajo. Lo más importante de todo esto ni siquiera te lo voy a decir para que no te haga daño. Espero que seas tan feliz como a mi me hubiera gustado serlo ahora.