jueves, 29 de diciembre de 2011

BALANCE DE UN 2011

2011, quizás lo pueda denominar como uno de los años más maduros y felices de mi vida. La verdad especialmente la vida, Dios... se han portado bien conmigo en este año que acaba. Como todos, los años, realizo un balance sobre el año, lo más significativo y que es lo de lo que más he aprendido. El 2011 comenzó con fuerzas, con ganas de ir a por todas. Tras eso, llegaron las prácticas más benditas e inocentes que nunca hubiera imaginado haber realizado en un lugar donde no hace mucho tiempo estuve yo. Me he visto disfrazada de maestra y me ha gustado el disfraz, pero para que deje de serlo y se convierta en realidad. He pasado unos meses maravillosos en mi casa con los míos y haciendo día a día lo que me gusta, la docencia. Disfrutando del día a día que es lo más importante en esta vida. He aprendido que hay personas de las que no esperas gran cosa y resulta que se convierten en personas importantes en tu vida. He estado rodeada de personas que me han sabido valorar y ;dicen que los niños junto a los borrachos dicen la verdad, yo que he estado con niños he podido descubrir verdades que impresionan y que no suelen pasar por la cabeza de servidora. Ha sido gracias a este tiempo por lo que he sacado suficientes fuerzas para salir de la boca de ese lobo en la que yo misma me metí, y puedo decir que salí bien aireada. He tenido la oportunidad de, día de hoy tal y como están las cosas, poder pasar un verano trabajando y además en lo que me gusta; formando de este modo un bonito y lindo verano que desde los últimos ocho años ha estado empañado de temores, miedos y agobios; este verano todo ha sido distinto. He tenido la oportunidad de conocer algo que no conocía y probablemente con la guía más envidiada. He vuelto a mi ciudad de estudio, con otra nueva persona en casa no precisamente española, a la cual admiro sinceramente por la labor que está haciendo y sobre todo con el temperamento con el que lo está llevando. He tenido la suerte de aprender muchas cosas de profesionales en la docencia, aprendizajes que sirven, que son prácticos para un futuro. Me he sorprendido a mí misma con la manera de tomarme algunas cosas, hacer frente a otras y tener la suficiente personalidad para tomar propias decisiones, me he sorprendido por saber que he podido llevar a cabo algo que nunca antes en mis anteriores años de estudio hubiera imaginado hacer. He conocido a bellísimas personas y otras que por el contrario me han defraudado. A día de hoy y gracias a los consejos de esas personas que verdaderamente se preocupan por mí he sabido establecer prioridades y asignar a cada persona el calificativo que merece, darle a cada uno la importancia que tiene. Ni más, ni menos. En los momentos más bajos y decaídos que han sido estos últimos he podido levantar la cabeza como hace esa tortuga a la que tengo algo abandonada. También me he dado cuenta que no siempre quien es mayor es más maduro. Una persona importantísima en mi vida, con dos años y medio menos que yo me ha dejado asombrada y he aprendido de ella, ¿Quién me lo iba a decir? Desde aquí un aplauso por ella. ¡Olé! No he tenido vacaciones largas y caras pero si que he visitado lugares llenos de encanto por poco tiempo, quizás pero con las personas a las que más quiero; total el dinero no compra la felicidad. Ha venido a este mundo un ser importante que le ha dado la experiencia de madre a esa niña que aprecio tanto.  He sabido sonreír sin ganas y montar una fiesta en cinco minutos entre clase y clase acompañada de mis risueñas. A mi alicantina no la he podido ver en este año, pero lo finalizo con la esperanza de verla en el año que viene. He comenzado en julio a escribir este blog que la verdad no sé si lo siguen muchas personas, si la gente lo lee y se aburre y lo deja en la segunda línea o si por el contrario ayuda en ciertos momentos, si es así me alegro, aunque si que es verdad que he recibido algún comentario por este espacio. No soy de las que se pone algo rojo para despedir el año, mete un anillo en la copa de champán o sube la pierna derecha en la silla para que el año que viene venga cargado de prosperidad. Yo creo en Dios y con todos mis respetos, no tengo esos rituales para un mejor año, solo creo en Dios y solo le pido que me cuide a los míos que son lo mas importante que tengo en la vida y ¿por qué no? pido en especial por una persona, el sabe que los últimos dos meses lleva algo peor y que espero que se mejore y por esa otra persona también que está donde quizá no tendría que estar, pero bueno, yo no soy quien para decir donde tiene que estar cada cual, solo opino que no se merece lo que le está pasando. Pido que pueda seguir haciendo balances como este en el futuro año y que la salud y la felicidad estén presentes en nuestras vidas. Que bajo mi punto de vista es la base de todo, y una mínima cosa: no darle tanta importancia a los estudios, que creo que le doy más de la que merece. Gracias por este 2011y por todas las personas que me han hecho reír, que me han mostrado que están ahí tanto en lo bueno como en lo malo, por aquellas personas que involuntariamente me han hecho llorar, aunque viéndolo desde lejos, ahora lo agradezco porque de todo se aprende; y bueno que el 2012 venga cargado de alegría y salud para todos. 






2 comentarios:

  1. Me gusta tu 2011!!! Espero que en el 2012 sigas aprendiendo tanto, pues eso es la base todo: avanzar, evolucionar interiormente.

    Puede que no siempre disfrutes de momentos buenos y felices, eso es la vida. Sin embargo, tú sabes reconocer estos momentos y saborearlos. De eso se trata.

    Me encanta ver cómo hablas de tu hermana, que sepas reconocer quién es. Un gran abrazo para ella (qué pena que la conozca tan poco).

    Os deseo a toda la familia un 2012 cargado de salud, felicidad y trabajo.

    MJ

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te guste mi 2011 MJ, yo también te deseo lo mejor para el 2012, porque te lo mereces y admiro tu fuerza y lo luchadora que eres.
    La vida es un camino de piedras y rosas, yo me he encontrado de todo pero bueno,sé que tu también y admiro saber como has sabido llevarlo todo.
    Hablo de mi hermana tal y como siento las cosas, ella es muy reservada, es cierto, y hasta yo hay cosas que no conozco de ella, pero es bellísima, yo le doy tu abrazo y a ver si la puedes conocer más aunque es un trabajo difícil jeje.
    Desde aquí te deseamos un feliz 2012, que todo te vaya bien en este nuevo año y que tengamos la oportunidad de vernos pronto, porque todos nos acordamos de ti. Cuídate mucho.

    ResponderEliminar