miércoles, 31 de agosto de 2011

DOS SOLES

Hoy he acabado. Hoy me he tenido que despedir de estos dos soles que me han alegrado tanto el mes de agosto. Esas dos personitas con las que me he tenido que reír con sus ocurrencias, a las que he tratado como si fueran mis hijas. Ahora me quedo con todo lo bueno pero seguro que me resultará extraño no madrugar para cuidar de esos soles, me resultará extraño no acariciarles la cara susurrando sus nombres para que así despertaran del mundo de los sueños para volver al mundo real y siempre con esa sonrisa.Añoraré la canción de los buenos días y esa otra que le cantábamos a una señora que se llama semana. Lavarles la carita, luchar con los pelos rebeldes, prepararles la primera comida del día,  hacer esas camas con ellas, vestirlas como unas princesas, hacerlas reír, recibir sus chistes, ser espectadora de bailes sin pagar ni un céntimo, o de esas nadadoras que me han hecho actuaciones en el agua, de esas administradoras de dinero, o empresarias...
Ese orden que he aprendido, esos juguetes, esas historias, ese gatito, esos columpios...ese jueves acompañada...todo lo vivido con estos dos soles lo voy a echar de menos...pero nos lo hemos pasado bien ¿no? nos hemos reído con el "amo allá", "ueje" o esos ejercicios de aventuras.
Habéis sido buenísimas y os quiero mucho, estaré muy pendiente de como os va y solo dar las gracias porque estos dos soles me han alegrado el mes y me da penica que se haya acabado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario