miércoles, 31 de agosto de 2011

DOS SOLES

Hoy he acabado. Hoy me he tenido que despedir de estos dos soles que me han alegrado tanto el mes de agosto. Esas dos personitas con las que me he tenido que reír con sus ocurrencias, a las que he tratado como si fueran mis hijas. Ahora me quedo con todo lo bueno pero seguro que me resultará extraño no madrugar para cuidar de esos soles, me resultará extraño no acariciarles la cara susurrando sus nombres para que así despertaran del mundo de los sueños para volver al mundo real y siempre con esa sonrisa.Añoraré la canción de los buenos días y esa otra que le cantábamos a una señora que se llama semana. Lavarles la carita, luchar con los pelos rebeldes, prepararles la primera comida del día,  hacer esas camas con ellas, vestirlas como unas princesas, hacerlas reír, recibir sus chistes, ser espectadora de bailes sin pagar ni un céntimo, o de esas nadadoras que me han hecho actuaciones en el agua, de esas administradoras de dinero, o empresarias...
Ese orden que he aprendido, esos juguetes, esas historias, ese gatito, esos columpios...ese jueves acompañada...todo lo vivido con estos dos soles lo voy a echar de menos...pero nos lo hemos pasado bien ¿no? nos hemos reído con el "amo allá", "ueje" o esos ejercicios de aventuras.
Habéis sido buenísimas y os quiero mucho, estaré muy pendiente de como os va y solo dar las gracias porque estos dos soles me han alegrado el mes y me da penica que se haya acabado.



sábado, 27 de agosto de 2011

UNO DE ESOS DÏAS

Hoy es uno de esos días en los que no tienes ganas de nada, solo de estar tumbada mirando el techo y pensar y recordar momentos, momentos pasados. Hoy es uno de esos días en los que no te apetece nada. 
Uno de esos días en los que la melancolía se apodera de tí...que no paras de pensar e imaginar y a veces aparece la señal de STOP y paras pero por poco tiempo. Luego vuelves y recuerdas, recuerdas todo lo que ha pasado, lo que te ha pasado y te das cuenta que eres mas fuerte de lo que pensabas, resulta que hay metas que no creías que ibas a poder pasar pero sin embargo mira, ya están superadas.
Es de esos días en los que no quieres que nadie te moleste, en los que te gustaría que fuera invierno para poder escuchar una tromba de agua que cae y te relaja y te quedas dormida... Uno de esos días en los que gritas ¡Ayuda! en silencio...porque no hay ganas ni fuerzas de nada solo de eso, estar tumbada en la cama mirando un techo que parece proyector de imágenes de tu vida que pasan sin cesar.



domingo, 21 de agosto de 2011

ESTÁBAMOS EN EL DOBLADO

Estábamos en el doblado, tú estabas sentada en una silla pedaleando para que aquella maquinaria, aquella máquina de coser, hiciese de un simple trozo de tela un hermoso vestido para mi próxima salida de paseo junto a ti. 
Recuerdo que era una tela de color blanco a la que adornaste poco a poco de flores rosas.
Yo no faltaba nunca, ninguna tarde te faltaba tu nieta, allí tirada en el suelo jugando con los trozos de tela que ya no te servían, así pues yo era como tu aprendiz, solo que yo hacía ropa de manera más rápida, y por tanto mucho peor que la que fabricabas para mí y para el resto de tus nietos. La camisa que tardabas una semana en preparar, yo tardaba tan solo cinco minutos... ¡cómo sería mi camisa ! ¿no?
Recuerdo que siempre querías que entrara luz por la ventana, pero no en abundancia. Te gustaba que nos viésemos entre luz y sombra.
Recuerdo tus suspiros y tu cara, la cual me ofrecía solo a mí una sonrisa, pues estabas triste muchas veces.
Vestías en negro,...ese color a mí no me gustaba pero a ti era el único color que vestía tu armario.
En invierno, con el frío no me sentaba en el suelo, si no que me sentaba junto a tí en una camilla con brasero de cisco...y me entretenía viendo aquellas revistas de moda que tenías con aquellas mujeres tan altas y delgadas dibujadas sobre el papel que ahora es amarillento.
Me aferro a este recuerdo, sobre todo a este recuerdo, ya que solo tengo eso, recuerdos inventados de una niña que añora no haberte conocido, una niña que no entiende porque te tuviste que ir antes de que yo llegara a este mundo, el recuerdo de una niña que te quiere, que te ha querido y que te querrá siempre aunque no te haya conocido.
Hasta siempre...abuela.

martes, 9 de agosto de 2011

21 PRIMAVERAS...

Hoy hubieras cumplido 21 primaveras, ...hubieras celebrado ese cumpleaños con los tuyos,... hubieras soplado esas 21 velitas con toda esa fuerza y energía que tenías...hoy hubiera sido ese día...
Hoy te habríamos cantado el cumpleaños feliz, te hubiéramos hecho sonreír, no saber que decir, ser feliz y reír,... esa risa que solo tu tenías, ....esa que contagiaba a todo el mundo, esa risa, solo esa,...
Hoy estaríamos todos contentos de poder dejarte un comentario en tuenti o al móvil diciéndote ¡Cumpleaños feliz!, ya 21 tacos ¡que viejos nos estamos volviendo!
....Un mensaje tras otro, tras otro, tras otro...rodeado de gente hubieras estado, entre algodones, ....amamantado...con tu coche, tu música y tu flamenquito...hubiera sido todo tan perfecto...al igual de perfecto cuando felicitamos a una persona por su gran día, que sin darnos cuenta le damos una gran alegría... y no sabemos lo importante que es ese momento...solo lo sabemos valorar las cosas hasta que las perdemos, al igual que yo ya me di cuenta que te habías ido, que ya no volverías, que ya mas cumpleaños no habría, que nunca más te vería...
Te echo tanto de menos, y hay tantas cosas que me recuerdan a ti, que ni imaginas...
Al menos sé, que eres un ángel, que me protege,... de eso cada vez estoy más segura, eres mi ángel cumpleañero, y desde ese lugar tan lindo donde estás, te envío mi gran felicitación, que ya que no podemos nosotros disfrutar de ti en este día, sea Dios y los ángeles los que lo celebren junto a tí...Mi regalo un abrazo, un beso y decirte que nunca te olvidaremos....



lunes, 8 de agosto de 2011

HERIDAS

No me lo digas, ...no puede ser, ¡ay! otra herida...llevo muchas en la piel, me las he hecho en poco tiempo, uf ¡cómo duelen!...No las toques, deja que sanen,...deja que les de el aire, que pase un tiempo...quizás en pocos días ya esté todo curado, pero...¡son tantas!... No sé si se van a curar todas...Quizás si me echo un poquito de esto en la herida sane, y además haga sanar a las otras,...pero es que en el bote señala "échese con precaución"...¿Y si me pasó?...¿ Y si es peor el remedio que la enfermedad?...
Bueno, me voy a echar pero muy poquito, ¡eh!...mientras tanto soplaré para que no me duela tanto, si veo que me viene bien quizás me eche por las otras heridas...
¡Si! eso haré, me voy a echar un poquito, voy a soplar, y voy a esperar. Pues dicen que el tiempo es la verdadera cura de las heridas...
Necesito que sanen todas, pero también necesito una poquita de ayuda tuya ¿vale?, ¿cuento con ella? ...Espero que sí, pues soy un poco débil...
Tengo esperanzas de estar curada para dentro de un mes...



martes, 2 de agosto de 2011

HA SIDO ELLA

Ha sido ella, la que me ha enseñado los primeros pasos de todo esto, la que me ha enseñado que se puede querer demasiado a un niño, la que me ha enseñado esas primeras canciones para yo después enseñarlas a estos peques, canciones que nunca se olvidan y que ayudan a enseñar, ella ha sido la que le ha dado alegría a las mañanas, esas mañanas en las que un enorme grupo de niños entraban a toda prisa en ese aula, unos con ganas, otros con lágrimas en los ojos, otros con cara de enfado y otros con una sonrisa para regalarte.
Ha sido ella quien ha sabido cómo calmar un sofocón, la que ha dado besos curativos, ella ha sido la que ha sabido tratarlos con cariño, la que les ha enseñado millares de cosas, y me ha enseñado a enseñar, ha sido ella la que se ha preocupado por todos y cada uno, incluyéndome yo, por quien se ha preocupado mucho...
La que siempre sonríe, ríe y hace reír...
Ella es con la que recordé mis tiempos de pequeña en ese centro, la que me ha subido los colores muchas veces, con eso piropos, la que me recibió con los brazos abiertos literalmente, y la que me ha hecho sentirme como en casa, la que me ha dado libertad y al mismo tiempo ha sabido hacer perfectamente las cosas, con la que he compartido esa jungla llena de monos y monas...
Ha sido ella la culpable de mi felicidad al mirar a un pasado cercano, he tenido la gran suerte de haberla conocido, de conocer todas las virtudes que tiene, he sido una persona afortunada al máximo por todo ello. Me da pena que todo haya acabado pero alegría por esta experiencia y por conocerla a ella, muchas gracias tutora, siempre serás mi tutora.
Muchas gracias por todo, Dios mío.