miércoles, 20 de julio de 2011

YO NO SÉ COMO LO HACEN

Yo no sé como lo hacen, que con un cuerpecito tan pequeño te puedan alegrar el día. Que con una sonrisa suya hagan que se dibuje en tu cara otra, aún sin ganas. No sé cómo lo hacen, que se lo saben todo y te dejan con la boca abierta, que con darte su mano te hacen sentir más grande. Que aunque vayas muy corriente siempre te dicen “guapa”, que te observan de arriba abajo y de pronto te hacen sentir una princesa.
Cuando estás algo triste, uno de ellos viene, te da un fuerte abrazo y te dice “te quiero”, entonces te recargan las pilas y te das cuenta de que hay cosas en la vida que no merece la pena pensarlas demasiado porque ellos te enseñan que la vida hay que tomársela con sentido del humor. Ellos también tienen problemas, pero ni siquiera lo toman en cuenta, tienen su propia fórmula para ser felices. Están llenos de una inmensa alegría  que contagia a todo aquel que esté con ellos.
Lo peor es cuando te has de marchar y no quieres que llegue ese momento, pero es que ellos tampoco quieren que llegue y te dan un abrazo y beso de despedida que solo hace alegrarte y al mismo tiempo una lágrima se desliza por tu mejilla.
He sido una persona que he tenido una inmensa suerte, de hecho aún no me lo creo, no me creo haber tenido la gran oportunidad de haber convivido con unos niños tan pequeños  que ni siquiera rellenan su edad con los dedos de una sola mano; niños que me han dado razones por las que seguir adelante y no rendirme.
Cuando paseo por la calle siempre coincido con alguno de ellos que me da un abrazo y menciona mi nombre con una sonrisa con la que me hacen sentir un pedacito de persona importante.
Y yo me vuelvo a preguntar que cómo lo hacen...



No hay comentarios:

Publicar un comentario