miércoles, 20 de julio de 2011

SIN RECUERDOS

Yo notaba como todo cambiaba, pero no lo quería creer...me quería seguir refugiando en aquellos recuerdos en los que yo llegaba a esa calle, a esa puerta en la que tocaba y me abrías, en esa casa...y pasaba la tarde mientras me cogías en tus rodillas...afilando aquellos lápices guardados en aquella caja de plástico de galletas...quería sentir tus manos, arrugadas, quizás, pero tus manos...solo tuyas que tanto me habían abrazado y no las quería perder por nada del mundo...Entre una escapada tuya y una llamada de ir a tu rescate...un recuerdo pasaba por mi cabeza de aquellos maravillosos años en los que habíamos compartido tanto...en los que me habías enseñado que era el querer a alguien...yo sabía que tu ya no me conocías si quiera pero yo me refugiaba en la solución a aquello que ya no tenía solución...
Era sábado, una mediodía del mes de febrero...comíamos...yo había ido un momento a mi habitación, se escuchaba la conversación de quienes me esperaban para regresar a la mesa...se interrumpió con el sonido de aquel teléfono que ya no está para recibir la noticia de que tu tampoco estabas...que nunca más ibas a estar...entonces fue cuando mi vida cambió...te habías ido para siempre...yo mantengo aún tu recuerdo pero tu te fuiste, para tu desgracia, sin el mío...






No hay comentarios:

Publicar un comentario