miércoles, 27 de julio de 2011

PENSANDO...

Viviré mi presente mirando un poco a mi pasado para no cometer los mismos errores aprovechando que mi pasado da mucho de sí, pero no pensaré en demasía en mi futuro ya que no sé nada sobre él y no quiero hacer ningún desprecio a mi presente, que es de lo que estoy segura que tengo. No desperdiciaré ni un segundo en arrepentirme de aquello que hice y no debí hacer o de lo que debía haber hecho y no hice, pues lo hecho, hecho está. Solucionaré los problemas sin agobiarme, de una forma tan suave que no parecerá eso, un problema. Sonreiré aunque las cosas no funcionen como yo quiero, pues no soy dueña de mi presente. Tendré siempre una sonrisa verdadera y natural para ti. Venceré la ansiedad y todo aquello que esté en mis manos.Te perdonaré aunque no me pidas perdón, pues todos merecemos el perdón ya que todos somos humanos y nos confundimos pero no olvidaré porque me parece totalmente absurdo. Hay que aprender de lo negativo también, y no solo de lo positivo, ¿qué sentido tendría olvidarme del pasado si es lo que hace que entienda y afronte mejor el presente? Además, de los errores es de donde mas se aprende, incluso más que de los aciertos.Cuidaré y aprenderé de los que me rodean. Haré justicia, porque detesto las injusticias, las cuales pienso que rebosan hoy día. Te respetaré pero también haré que se me haga respetar, es algo que todos merecemos. Cuidaré de los locos bajitos por los que estudio y los educaré en valores, algo fundamental para mí. No me olvidaré de los que me cuidaron cuando yo era una loca bajita, lo cual sigo siendo. Los ayudaré cuando precisen mi ayuda y pensaré en aquellos que ya no están conmigo presencialmente, pero sí en mi corazón. Guardaré tus secretos, pero guarda tú también los míos. ¡Hazme ese favor! Pisaré fuerte, pero nunca volaré alto porque mientras mas alta es la subida, más grande es el golpe en la bajada. Aguantaré tu risa ignorante, pero lo mismo yo algún día seré la que ría, y dicen que quien ríe el último ríe el mejor. Miraré la esencia y no las apariencias, las cuales solo sirven para empapelar una vida vacía. Seré humilde, pero no permitiré que pisotees mi dignidad. Sabré siempre de donde he venido y gritaré el nombre de mi tierra donde quiera que vaya. Pues orgullosa estoy de mis raíces extremeñas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario